top of page
Portada Linkedin oficina foto blanco (3).png

APRENDE A DESCUBRIR A UN MENTIROSO



Este artículo que me parece increíble, dadas las circunstancias que se vive en el mundo, tiene que ver mucho con la imagen personal, ese gancho que genera confianza, fue escrito por Álvaro Gordoa. Consultor en Imagen Pública, rector del Colegio de Imagen Pública. Autor de los libros Imagen Cool, El Método H.A.B.L.A, La Biblia Godínez y el más reciente El método PORTE.





Identifica su estado natural y encuentra las diferencias:


Reconoce las señales que emite cuando dice la verdad respecto a las que muestra cuando miente; a esto se le llama establecer la línea base de conducta.

Podrías hacerlo iniciando un tema de conversación donde no tenga necesidad de mentir, como ejemplo: de dónde es.


A partir de allí, cada vez que saques un tema busca conjuntos de señales que no encajen con la conducta habitual; sospecha cuando cambie de relajado a inquieto, de sociable a cerrado, por ejemplo.


Presta atención en:

¿Se encoge los hombros más que antes? El Dr. Paul Ekman, descubrió que algunas personas levantan ligeramente un hombro cuando mienten, como si quisieran protegerse.
¿Se empieza a tocar los ojos? Intento inconsciente de apartar algo incómodo de su visión.
¿Empieza a mover o juguetear con las manos? Señal de nerviosismo.

Contar mentiras es difícil, es necesario construir una historia e intentar no dejar cabos sueltos; por lo que este esfuerzo mental obliga al cerebro mentiroso a trabajar a fondo. Si logras sobrecargar todavía más este proceso, las señales verbales (contradicciones, dudas), y corporales se harán evidentes:

Cambio de tema innecesario: Cambia el tema de manera inesperada y observa. Si estaba mintiendo probablemente se sienta mucho más relajado con el nuevo tema de conversación, mientras que, si fuera inocente, seguramente se extrañaría y preguntaría por que el cambio tan drástico.


La pregunta inesperada: Inventar una mentira sobre la marcha es difícil, recordar algo que realmente pasó no, por lo que piensa muy bien y pregúntale algo que no tendría previsto responder.

Recorre su historia en orden inverso: Contar una historia al revés aumenta el estrés cognitivo por la dificultad de encajar de nuevo las piezas en sentido contrario. En ese momento puede hacerse muy evidente las incongruencias o cambio en el lenguaje corporal, por lo que fíjate si ocurre algo de lo siguiente:

  • Su historia deja de estar bien organizada.

  • Se autocorrige varias veces.

  • Omite detalles sensoriales.

  • Responde de forma escueta.

  • Se contradice.

  • Se pone nervioso y agitado.

  • Habla más lento.


Ponle a prueba con un interrogatorio: Haz preguntas lo más abiertas posibles al principio y luego empieza a concretar, tomando en cuenta los siguientes detalles:

Repite tu misma pregunta: Trata de ganar tiempo.

Da demasiada información cuando no es necesaria.

Se pone a la defensiva.

Evita responder “sí” o “no” a una respuesta directa.


Cuidado con las historias: Cuando te cuentan una historia inconscientemente te relajas y dejas de prestar atención a los detalles, disminuyendo tu capacidad de detectar incongruencias. Evítalo interrumpiendo; corta la historia y pide que vuelva atrás a un punto que no te ha quedado claro.


En una primera cita

Recuerda que la primera impresión cuenta y mucho, por lo que siempre trataremos de mostrar nuestro mejor perfil y es normal desviar nuestras historias un poquito de la realidad.

Un estudio realizado por Chillisauce, revela que el 61% de las personas mienten en su primera cita.

De acuerdo con los informes de Statistic Brain sobre las mentiras en las primeras citas: las mujeres mienten principalmente sobre su peso y edad, mientras que los hombres sobre su edad e ingreso.


Normalmente mentimos para:

  • Dar buena impresión.

  • Porque queremos pareceres normales.

  • Porque queremos ser “compatibles con la otra persona”.

  • Porque no queremos dejar entrever nuestros defectos.

  • Para destacarnos del resto.

  • Para parecer divertidos.

  • Para que piensen que somos sociables.


RECOMENDACIONES:

Fíjate en los detalles.

Intenta aislarte de tus emociones.

Confía en tu instinto.

Entradas Recientes

Ver todo

Otras entradas

Marianella Valdez

Marianella Valdez

Consultora en Comunicación e Imagen

SALVA AL MUNDO

bottom of page