¿CÓMO CONVERTIRTE EN UNA PERSONA ELEGANTE?

Ser elegante va más allá de la buena ropa o los accesorios. La regla de oro es cuidar y preservar nuestra propia imagen; lo que nos identifica y distingue de los demás. La elegancia se asocia con la actitud, la educación, y la clase. La naturalidad debe ser nuestra característica esencial, por lo que debemos evitar apariencias ficticias o difíciles de mantener.

Hay una regla que dice: "Una mujer elegante siempre va perfecta, incluso cuando viste casual". Pero también hay factores que minan esa elegancia con un sólo y simple detalle, los gestos y el tono de voz; es decir los gestos veloces, las manías y los tics transmiten nerviosismo y fragilidad.


Quizás no habías tomado en cuenta, pero ser comedido con nuestros gestos, indica calma, bienestar, serenidad y control de la situación.



A continuación te dejo algunos aspectos que te ayudarán para mantener siempre la atención de las personas y que su criterio corresponda a lo que estás transmitiendo.


LA MIRADA. El contacto visual es muy importante. La mirada debe ser un puente permanente de comunicación.


SONRISA: Sonríes y sé afectuosos en tus expresiones faciales, sin caer en la afectación. Debes transmitir apertura, no aprehensión.




GESTOS. Los asentamientos de cabeza indican interés e invitan a las ´personas a seguir hablando. Sé prudente con el tacto; si su relación es de confianza, además del saludo no tienes por qué tocar a los demás.


RECATO. Cuando te hablen, no interrumpas a tu interlocutor. No te atropelles para responder; por el contrario, hazlo con cortesía y claridad. Las risas escandalosas o nerviosas, los gestos teatrales o forzados; o manías como acomodarse los lentes, deben erradicarse de nuestra postura.


LOOK. Procura estar en el mismo nivel indumentario que tus contertulios; así ganarás afinidad y simpatía fácilmente. En el caso de las mujeres, todos queremos ver un rostro limpio, maquillado prudentemente, cabello con buen aspecto peinado prolijamente.

En el caso de lo hombres, el cabello bien cortado, un bigote o barba recortados. dientes limpios, anteojos transparentes y sentir aliento fresco.