México lindo y querido, me llevó a la reflexión urgente.


La belleza de la vida, es emprender un viaje, sin expectativas, sólo con las ganas de vivir nuevas experiencias. Pero dentro de mí, siempre prevalece ese espíritu periodístico y como dice el refrán "La sangre llama a la sangre". En pleno zócalo en la ciudad de México, me encuentro con dos colegas periodistas, corresponsales de la Cadena Estadounidense TELEMUNDO.


¿Y qué creen que hablamos?, pues bueno lo primero fue la visión política, de ambos países, ellos felices con un Presidente Progresista, y yo arrepentida de haber confiado en un traidor.


Eso fue lo bonito del diálogo escuchar cómo la gente se siente empoderada cuando tienes un Presidente que vela por la gente, cuando tienes un Gobierno que trabaja para la gente.


Ahora me viene a la reflexión, si una vez cometimos un error, creo que ya pagamos muy caro, la segunda, ya no sería un error, sino un horror. Yo pienso que mi país merece más. Cuando sean las próximas elecciones para Presidente, estoy segura que la gente tendrá en sus manos la mejor oportunidad de cambiar; con el voto responsable y analítico; con observar y cuestionar las ofertas de campaña; con investigar el pasado del candidato y cuáles son sus valores. Tenemos tiempo para aquello.


Por mi parte, estoy convencida que quien trabaje con justicia social, y defienda los derechos de los más vulnerables, estará liderando la intención del voto. Ojalá que las elecciones próximas en Ecuador no se vean empañadas por amarres y componendas de las fuerzas políticas de derecha. Ojalá y los Medios de Comunicación sean guardianes de la democracia y no le hagan el juego a los grupos de poder.



Entradas Recientes

Ver todo